TOXINA BOTULÍNICA

DERMATOLOGÍA ESTETÍCA

La toxina botulínica al aplicarse directamente en el músculo responsable de la formación de las líneas de expresión, reduce su fuerza de contracción temporalmente para lograr una apariencia más descansada, natural y rejuvenecida. De esta manera se disminuyen las líneas superficiales y se previenen la formación de nuevas arrugas.

Mejora el aspecto cansado y deteriorado, modula la contracción muscular, obteniendo un resultado armónico, balanceado, natural y proporcionado.

Otras de las indicaciones frecuentes de la toxina botulínica es su uso para tratar la hiperhidrosis, sudoración excesiva en palmas y/o axilas.

Toxina
X